miércoles, 9 de mayo de 2007

Random Songs | Entrega 3

Pocas cosas hay más reconfortantes que tener la batería del iPod cargada al máximo, a fin de proporcionarle a uno el ideal hedonista que anda buscando cuando las melodías empiezan a sonar. Y es que la música no es nada más que placer, buscado o no. Y precisamente cuando no es buscado a mi me cunde el doble. ¿O acaso uno no recuerda ese día que entró en un bar, a cualquier hora del día, y empieza a sonar esa canción? Para mi es de las mejores sensaciones que existe. Pero centrémonos en ese placer semi-buscado, cuando sabes que algo va a sonar pero no sabes qué.

Heaven & Hell. The Who. Y no cualquier versión no, nada más y nada menos que la del fantástico Live At Leeds, un directo atronador y merecedor de todos los adjetivos que uno pueda darle. Empezar un disco en directo con este tema es como prender la mecha de una traca que desestabilizará el cerebro receptor para siempre. Con un Keith Moon sencillamente impresionante y apabullante, con un John Entwistle tocando la nota ahí donde toca, con un Pete Townshend más airado que nunca y con un Roger Daltrey en su apogeo de rockstar empieza la fiesta. En 1970 ocurrió un terremoto: cuatro béstias sobre un escenario fueron la causa.

Enviroment In 3 Parts. Jeff St. John's Copperwine. Procedentes de los Estados Unidos, JSJC eran unos expertos músicos con raíces blueseras. El tema que nos ocupa es una variada pieza del disco Joint Effort, de 1970. Tiene de todo, desde el blues rock más americano hasta tintes psicodélicos y pasajes baladísticos. Todo acompañado de una gran instrumentalización, protagonizada por ese órgano que se adapta a todo lo que venga. Tres partes, tres delícias, pero mejores que el arroz. De paso quiero decir que el disco es buenísimo, llenos de matices que, a medida de irnos familiarizando con él, iremos encontrando, cual buscador de pepitas de oro. Oculto como el que más, es un trabajo que merece un reconocimiento que no tiene, como suele pasar con grandes obras de la música.

There She Goes Again. The Velvet Underground. Uno de los temas más fáciles de un disco que ahora cumple 40 años. Absolutamente imprescindible, su huella en lo que vino después es innegable. Un ritmo tranquilo y constante, excepto en los veinte segundos finales acompaña la canción, cuyo inicio es, con esos toques de batería y acordes de guitarra, algo fácilmente identificable. Y si algo tiene La Velvet es eso, que escuchas un par de notas y ya sabes que estás ante uno de los grupos más importantes de todos los tiempos. Por cierto, ojo a los coros...

Here Comes The Sun. The Beatles. Un crack. Eso era George Harrison. ¿Aún hay dudas? No para mi después de escuchar este tema. Todo empieza con una agradable guitarra acústica... No puedo evitarlo, se me pone la piel de gallina ante la belleza hecha canción, una composición que suena a despedida, a despedida de una carrera plagada de éxitos que empezó con ese primer Please, Please Me. Los sintetizadores le dan una dimensión casí mística, extraterrestre... y la melodía... todo es perfecto porque aquí viene el Sol...

My Heart Beat Like A Hammer. Fleetwood Mac. Composición original de Jeremy Spencer que Fleetwood Mac se encargó de endiablar. Blues! Blues! Blues! Well, my heart beat like a hammer, my eyes plumb full of tears... forma parte del enfermizo estribillo, agarrado siempre de la mano por esa trepidante base rítmica y esa excitante guitarra. Y estamos en 1968 señores, el año en el que se editó Peter Green's Fleetwood Mac, disco que contiene esta canción, que bien puede ser una muestra de lo que nos deparan los surcos del vinilo: blues hecho con el corazón y cantado con todo el sentimiento. Para mi es uno de los mejores discos de finales de los 60, sin dudarlo.

12 comentarios:

mr_pleasant dijo...

Buenas canciones y buenas sensaciones las que desprende tu ipod. De las que conozco me quedo con Beatles y Velvet, y eso que los Who forman parte de mi cúpula musical.

A jeff St Johns aún no los he escuchado pero por lo que dices habrá que hacerlo, y a los primeros Fleetwood Mac quizás haya que reivindicarlos.

Numero 9 dijo...

Pues, ¡ qué quieres que te diga ! Es que has ido a hablar de parte de la música que llenó, llena,sigue llenando y llenará los momentos que componen mi vida, es decir, has ido a hablar de The Who...has ido a hablar de Fleetwood Mac...y has ido a hablar de George Harrison y su Here Comes The Sun que, para mí, es una de las melodías más hermosas jamás compuestas. En definitiva, que mi Mp3 Player también contiene esta música. Por otro lado, ¿ Qué me dices de ese momento en el que estás hablando de tu músico/grupo favorito y...¡zas! suena de fondo una canción suya ? Irrepetible. ¿ No ?

Eclipse dijo...

Mr. Pleasant,

Si te apetece puedo subir este fin de semana el disco de JSJC y me dices qué tal, ya que tu opinión siempre es una referencia. Por otro lado sí, hay que reivindicar a los primeros Fleetwood Mac, que para mi son los primeros y los últimos, con ese genio llamado Peter Green. Es que entre su primer disco y el Then Play On me dejan tocado... qué buenos eran, j*!#% jeje. Hacían lo que más les gustaba: tocar sin dejar nunca de lado esas raíces americanas de los años 40. Qué buenos... qué buenos...

numero 9,

He hablado de lo que me ha dicho mi iPod, y me alegro de que haya dado en el clavo y sea la música que compone tu vida. Here Comes The Sun... completamente contigo en su belleza. Te la puedes poner una y otra vez y a cada audición te parecerá más hermosa, más bella... más cercana al ideal venusiano de belleza. Y en referencia al momento que citas, SI, es irrepetible. Me ha pasado varias veces en algún que otro bar, hablando con los amigos, de tal o cual disco y toma, ahí pinchan el vinilo para alterarte las venas y arterias y para obligarte a consumir un poco más de cerveza. Benditas estratégias comerciales! Y es que no hay nada mejor que una buena ambientación musical para atraer a clientes. La vena del melómano es frágil... Another Whisky Benny!

Javier G. dijo...

al leer tu escrito, eclipse, me ha recordado los randoms en mi vetusta minicadena Aiwa, que ya no es ni vetusta ni minicadena, ahora es utensilio para poner un recuerdo de Tivissa, bonito pueblo cercano al Ebro. En esos randoms pasaba de escuchar temazos como "nightshift", de The Commodores, a "Borriquito como tú", de Peret. De todos ellos, amigo eclipse, se ha formado mi horizonte musical, mi histriónica personalidad y es la excusa para que siga leyendo tu blog, imprescindible por tus comentarios y los de tus seguidores. Eres el flautista de Hamellin del siglo XXI.

carrascus (blogin' in the wind) dijo...

Hoy que para mí es un día de ésos de recordar el pasado, al leer tu post me ha venido a la memoria una vez en que me pegué una colleja con el coche y lo tuve que llevar al chatarrero. Lo que más me dolió perder fue una foto magnífica y original de la Velvet que tenía pegada en el parasol de mi lado, de forma que cuando el sol me daba de lleno y tenía que bajarlo quedaba a mi vista mientras conducía... debió perderse entre los amasijos, lástima...

Eclipse dijo...

carrascus,

Lástima que se perdiese sí, pero por lo menos tú no lo hiciste, y eso es lo importante. Yo también tuve un percance importante con el coche mientras íba escuchando el Ramble On de Led Zeppelin... aún está el disco dentro del radio-cd que pude sacar del coche, y creo que ahí se va a quedar por el resto de sus días. ¿Sabes? No he vuelto a escuchar ese disco desde entonces, y a menudo estoy tantado de volverlo a comprar porque me parece un discazo. Supongo que algún día deberé vencer mis miedos y hacerlo, pero te aseguro que en ningún caso volverá a sonar mientras conduzca.

Un saludo!

Nodisparenalpianista dijo...

Me quedo con los Who. Y en cuanto terminan sigo por... el resto del Live at Leeds.
¿Quién fue el imbécil que decidió no publicar ese directo cinco minutos depués de grabarlo????

Eclipse dijo...

Nidisparenalpianista,

Es un discazo, uno de los mejores directos que he escuchado, junto con el Strangers In The Night de UFO. No hay nada más que añadir :)

Un saludo!

Nodisparenalpianista dijo...

En cuanto tenga el emule a tope me lo bajo. Saludos floydianos

xabipop dijo...

Y quién nos hubiera dicho a nosotros, defensores del vinilo como paradigma del fetiche (aún con vigencia hoy en día), que llegaría un día en el que no nos podríamos desprender de un aparatito de bolsillo que almacena un montón de nuestros discos favoritos. En este caso la tecnología está de nuestra parte.

Por lo que veo, tu iPod está muy bien educado. The Who, Velvet Underground... Casi nada... A estas alturas no creo que fuese capaz de reproducir un tema de Bustamante.

Por otro lado, no conozco Enviroment In 3 Parts de Jeff St. John's Copperwine, pero por lo que cuentas es apetecible.

Un saludo

Elena dijo...

Esta vez, ni idea :(

Eclipse dijo...

Xabipop,

jejeje, de Bustamante ni hablar. Lo que tu dices, creo que se lo pongo y no quiere reproducirlo!

Te recomiendo fervorosamente el disco de JSJC, aunque tus predilecciones sean más poperas, pues es un gran disco.

Elena,

Tu siempre te caracterizaste por tus comentarios productivos! Jejeje, deberemos esperar a otro post para poder disfrutar de ellos.

Un saludo!