lunes, 23 de abril de 2007

Roger Waters | Barcelona, 21/04/07

Bajo el título de The Dark Side Of The Moon Live Roger Waters presentó el sábado pasado en Barcelona un espectáculo para recordar. Con el Sant Jordi lleno hasta los topes, bien por el reclamo de escuchar el disco cumbre de Pink Floyd entero, o bien por el lugar de actualidad que recobró el grupo debido a su fugaz reunión en el Live 8, Waters hizo un concierto realmente bueno, y lo digo desde el punto de vista de fan de su trabajo, de melómano y de amante de un buen espectaculo.

El recital poco tuvo que ver con el que realizó el 8 de mayo del 2002 en el mismo lugar. Empezando por la gran pantalla rectangular de gran definición que presidía el escenario. En ella se mostraba, antes de empezar, una radio de las clásicas, un cenicero lleno de colillas, un vaso de whisky y humo de alguien que fumaba. Iba cambiando de emisora y los asistentes es lo que escuchaban por los altavoces, predominando el R&R más clásico. Buenos presagios. A su lado dos pantallas más por las que se mostrarían imagenes del concierto.

Pasados un par de minutos de las 21.30h las luces se apagaron y el público, plagado de personas de todo tipo y condición, empezó a gozar cuando In The Flesh empezó a sonar. Potentísimo, soberbio y acurado, así defino como yo lo escuché. Roger, bañado por un alo de luz, empezó a cantar y desde el primer momento obtuvo la complicidad de los allí asistentes. Mother tomó el relevo, esa genial composición de The Wall, disco que no volvió a tener representación hasta los bises. Después de poner otro ladrillo en el muro gracias a esa madre sobreprotectora, Roger nos hizo recordar ese trabajo llamado Saucerful Of Secrets tocando Set The Controls For The Heart Of The Sun, mientras por la enorme pantalla salían imagenes de los inicios del grupo disfrutando en una playa. Grande. Los aplausos que desató ese tema se sobrepusieron a los gritos de admiración cuando el sintetizador que abre Shine On You Crazy Diamond irrumpió en escena, a la par se vislumbraba el contorno de la tierra en llamas y, posteriormente imagenes de Syd Barrett. La tierra brilló con intensidad pero se quemó, al igual que el diamante loco. Más que nunca esa canción sirvió como homenaje a una de las grandes figuras musicales de los últimos 40 años. Barrett estaba ahí y todos le recordamos. Have a Cigar y Wish You Were Here, cantada a coro por todos fueron los siguientes temas que interpretó. Como no los mecheros se encendieron, pero para constatar que vivimos en el siglo XXI se mezclaron con las lucecitas de las pantallas de cámaras digitales y móbiles de alguna que otra generación.


El turno de The Final Cut llegó con la interpretación de Southampton Dock y The Fletcher Memorial Home. Roger, sentado en un taburete y guitarra acústica en mano cantó dos de los mejores temas de dicho disco. Llegó el turno de dos de sus canciones en solitario. Primero nos deleitó con Perfect Sense, canción donde el coro de chicas, con PP Arnold entre ellas, brilló con luz propia. Y la primera sorpresa de la noche: un astronauta teledirigido sobrevoló el Sant Jordi ante la mirada de todos. Luego presentó Leaving Beirut que fue tocada con viñetas de comic contando la historia en esa gran pantalla. Y llegamos a uno de los puntos fuertes del concierto: Sheep. El sonido cuadrafónico se escuchaba muy bien, al menos desde mi posición. Era apabullante pero depurado. I, como no... cerdito al vuelo, esta vez pintado con motivos antibelicistas y contra algún que otro presidente. Por la pantalla, la Battersea Power Station vista desde el aire. Guiño al disco Animals y descanso de 15 minutos.

Pum, pum, pum, pum, pum, pum... ahhhhhhhhhhhh, ahhhhhhhhhhhh, ahhhhhhhhhhhhhh! Y Breath retumba en el Palau como nunca, como inicio de la interpretación completa de The Dark Side Of The Moon, la apoteosis sónica de Pink Floyd, el disco que los encumbró a lo más alto. La gente enloqueció, yo el primero, sólo de saber que lo mejor del concierto había empezado. Me puse el babero y agudicé aún más los sentidos, a fin de captar todo el mensaje, de disfrutar de ese perfecto mural audiovisual. Gracias a On The Run Harry Waters, hijo de Roger, tuvo protagonismo dentro del show de su padre. Mirando la gran pantalla controlaba el sintetizador y de vez en cuando introducía nuevos y estrudentes sonidos. Impresionante. Tuve la sensación de que la música me controlaba, que era el cerebro que gobernaba mi cuerpo. Sin poder tomar aliento llegó Time, mi canción favorita del disco. Atronadores los relojes despertadores y Roger aún sin cantar pero sí disfrutando y caminando de una parte a otra del escenario. El solo me gustó mucho, pero, sin duda alguna, no era Gilmour quien lo tocaba. Uno debe ser consciente de eso y disfrutará mucho más el concierto. Yo no quería pensarlo, no quería evocar en mi memoria que Dave no estaba allí, pero no pude evitarlo y pensé "wish you were here". La piel de gallina se me puso con The Great Gig In The Sky, cantada creo que por Kate Kisson. Increible, no hay mejor adejtivo.

Le damos la vuelta al vinilo y la caja registradora de Money hace su aparición. Momento por excelencia de Waters al bajo y el ya clásico vinilo dando vueltas en la pantalla. Money! It's a crime!. Y llegamos a Us And Them. Genial y brutal en su estribillo. El colofón fué la trilogía final, empezando por Any Colour You Like, interpretada a la par con increíbles e hipnóticas imágenes. Pero fue en Brain Damage donde los asistentes nos llevamos la mayor sorpresa: un láser en forma de pirámide colgando del techo. Alucinante, pero más alucinante fue cuando durante Eclipse la portada de The Dark Side Of The Moon fue completa, ya que la descomposición de la luz fue lo que vieron nuestros hojos, mientras el prisma iba dando vueltas e iluminando a los presentes. Brutal y conmovedor a la vez. Y quedaban los bises... The Happiest Days Of Our Lives, Another Brick In The Wall Part II, Vera, Bring The Boys Back Home y Comfortably Numb fueron el mejor colofón a un increible concierto. Creo que a Roger a nivel de puesta en escena no se le puede pedir más. Terminó abrazándose a sí mismo recibiendo la ovación del público, en signo de agradecimiento. Gracias Roger, te veré en la cara oscura de la luna...

30 comentarios:

xabipop dijo...

Pues si que lo tuyo es pasión por los Pink Floyd. Salud.
Yo desde siempre me he quedado con los dos primeros LPs del grupo, los más psicodélicos, y esos primeros singles.

carrascus (blogin' in the wind) dijo...

Yo, sin embargo, siempre he pensado que esos dos primeros discos estaban muy sobrevalorados e inflados por la leyenda sydbarretiana. Mi preferido también es el que escribiron desde la cara oculta de la luna, esa que gobierna todas nuestras pasiones más culpables.

Y como canción individual... ¡cuidado con el hacha, tío, Eugenio, coño...! Pero la versión live del "Ummagumma"... nada que ver con la otra.

Eclipse dijo...

xabipop,

La verdad es que The Pipper At The Gates Of Dawn es un disco impresionante, 100% made in Barrett. No hay nada igual a esa grabación y, aunque el Saucerful Of Secrets es estupendo para mi no llega al nivel de su predecesor, aunque tenga momentos de lucidez como Set The Controls For The Heart Of The Sun , Remember a Day y la misma Saucerful Of Secrets. De los singles me quedo con See Emily Play.

Carrascus,

Puede que el primer disco sí esté inflado con esa leyenda que dices, pero el segundo opino que no, pues Barrett ya estaba casi fuera del grupo y sólo aporta una composición, Jugband Blues. No me queda claro si prefieres la versión del Ummagumma o la de estudio de la canción "¡cuidado con el hacha, tío, Eugenio, coño...!", jeje. Yo, sin lugar a dudas, me quedo con la del Ummagumma, que de paso puedo decir que el disco en directo me parece impresionante. Mira, ahora me lo voy a poner.

Saludos!

carrascus (blogin' in the wind) dijo...

Es que algunas veces redacto las cosas con el culo... sorry. Por supuesto, mucho mejor la del "Ummagumma".

Kiko dijo...

Impresionante el concierto. Estoy preparando algo para mi blog sobre tan magno evento, espero os guste.

Un saludo.

xabipop dijo...

De la primera época Arnold Lane tiene un sonido y una estructura que me gusta. Por supuesto no tengo una visión tan completa de la banda como la que tú demuestras Eclipse. Pero esto me gusta:

http://www.youtube.com/watch?v=2aBLaIEsXwo

Red River dijo...

Mmm, es que nunca olvido un verano, en un pueblito pequeño de Burgos, un viejo tocadiscos, y mi vinilo del Lado Oscuro.
MI abuela lo únoco que comentaba es que eso no podía ser nada bueno!

Qué gusto es leer algo de quien lo ha vivido intensamente.

Eclipse dijo...

Carrascus,

la versión de Ummagumma es brutal, ¿eh? Creo que nunca Waters ha chillado con tanta intensidad. Cuando empecé a escuchar la canción recuerdo que me daba miedo... y es que ¿hay algo igual a Careful With That Axe, Eugene?

Kiko,

Espero tu comentario pacientemente. Por cierto, ahora he caido en que no te tengo como enlace, y la verdad es que es un pecado pues te visito normalmente y algún que otro disco de tu blog me he bajado. Como dice el dicho "vale más tarde que nunca". Si te interesan las fotos que hice del concierto te puedo pasar un link desde donde te las puedes descargar.

Xabipop,

Arnold Layne, primer single del grupo, es un tema impresionante. Creo recordar que la letra trata sobre un tio que se dedica a robar bragas de los tendederos. Y es que Syd Barrett era, en sí, un mundo a parte de los otros...

Red River,

Jejeje, siento un gran respeto por los abuelos, por los tuyos, por los mios, por los del vecino de al lado... pero en este caso tu y yo sabemos que tu abuela no tenía razón. Creo que ya he comentado a veces que lo bueno de la música es eso que describes: evocarnos a tiempos pasados que, quizás, eran mejores.

Gracias a todos, un saludo!

Gomit1 dijo...

Muy buenos comentarios. Yo también estuve (con Kiko xD) y nos lo pasamos de coña. En mi blog también he hablado un poco del concierto, alguna foto y de momento un youtube de lo más freak.

Muy buen blog Eclipse.

Un saludo.

Eclipse dijo...

Gracias Gomit1 por pasarte por aqui y aportar tu granito de arena a lo que fue la visita de Waters. Seguro que entre todos al final podremos casi escribir un libro sobre el evento, jeje.

Un saludo!

Mademoiselle Fox dijo...

Ei, muchas gracias por tu comentario. Veo que tu tambien disfrutaste del concierto como un/a canijo/a. Yo no lo había visto nunca antes y me dejo impresionada. Tu blog me gusta, si me lo permites, pongo un link desde el mio. Ya me dirás algo. Un saludo!

Helter_Skelter dijo...

Un contratiempo de última hora me impidió asistir...

De momento no voy a leer tu crónica, sólo para evitar que me tire desde un séptimo piso...

Mas adelante por supuesto que lo haré!

Nodisparenalpianista dijo...

Eclipse, lo prometido es deuda y acabo de colgar la segunda parte de mi comentario sobre la experiencia waterfloydiana del otro día. A mi, el DSOTM no me vuele loco, pero desde entonces lo lleo reescuchado hasta en la versión de Dream Theater.
Espero que mis (escasos) lectores se paseen un buen rato por sus floyadas.

Eclipse dijo...

Mademoiselle,

La verdad es que me alegra verte por aqui, pero no sé si sabiendo que yo soy Pidol vas a volver más. En cualquier caso welcome to the show.

Helter_Skelter,

Espero que Waters se acuerde de ti y vuelva para que puedas asistir a un concierto suyo. Sería cojonudo que la gira se llamase "Roger Waters - The Wall Live".

Nodisparenalpianista,

La verdad es que la versión que hace Dream Theatre del TDSOTM es la propia de unos grandes músicos e instrumentistas, y encuentro que es un gran detalle rendir tributo a tus influencias musicales de esa manera. A mi el TDSOTM me encanta y a cada escucha le encuentro algún matiz nuevo. Ya sé que suena a tópico pero es así.

Gracias a todos. Un saludo!

Numero 9 dijo...

A las güenas, Eclipse. Muy buena review y muy descriptiva, como tiene que ser. Debió ser algo magnífico. Lo tendré presente para la próxima. Un saludo.

PD: ya te he colocado en mi Blog. En la Sección "Enlaces", porque en la de "Amigos" no sé como hacerlo con enlaces fuera de La Coctelera. Bye.

Eclipse dijo...

Numero 9,

Un placer verte por aqui de nuevo y estar como enlace al lado de la web oficial del amigo Paul.

Un saludo!

Maite dijo...

Excelente crónica, Eclipse, como ya dije... Todo un placer recordar (revivir!) esos momentos tan mágicos, ahora con nombres y apellidos que no sabía :-) Saludos!

JAVIER G. dijo...

Bonitas opiniones las de unos y otros, pero demostráis, una vez más, que vivís alejados de la realidad que más os urge, no en vano no paráis de haceros pajas mentales con esta realidad tan vuestra que os habéis construído a partir de la seducción por un disco inicial, para acabarla institucionalizando en una identidad productora. Productora de discos, chapitas, vinilos y conciertos nostálgicos que tan a gusto pagáis...

Patrizia L. dijo...

Javier,

haz el amor y menos la guerra... o da
guerra mientras hagas el amor. Típico
revienta blogs de m...

Q asco das!

JAVIER dijo...

Patrizia,


lo dicho, disfruta de "tu" realidad... de tu vida, y de tus frustraciones que tanto te atormentan

Un beso.

Eclipse dijo...

Maite,

Gracias por tu comentario y por haber sabido disfrutar del concierto tal y como se merece. En muchas ocasiones no hace falta saber qué canción está sonando para poderla saborear. Y esto tiene un nombre: amor por la buena música.

Javier,

Hace tiempo un buen profesor que tuve me dijo una cosa: "para poder ir bien por la vida uno debe aprender que no es la medida de las cosas". Por otro lado, si nos ponemos en plan quisquilloso, yo no sé qué haces conectándote a internet. ¿Acaso a los proveedores de dicho servicio les importas? No, todo responde a un interés económico, al igual que la industria musical o todo lo que tocas y ves día a día. En todo caso este no es un tema de debate aquí. Y si lo que quieres es crear polémica vas equivocado tanto con las formas como en el lugar.

Por otro lado es curiso que tanto tus mensajes como los de Patrizia sean publicados en un espacio de tiempo tan corto. ¿Será que se trata de la misma persona?

Un saludo.

Kiko dijo...

Por cierto, Eclipse, que me metí en la web que dejaste en mi blog para descargarme el concierto y no me deja... ¿podrías subirlo a megaupload, rapidshare o similares? Si lo tienes en mp3 ocupará menos.

Gracias y ya me dices.

Eclipse dijo...

Aquí he colgado el concierto de Waters para Kiko y quien quiera: http://www.megaupload.com/?d=N3HGENZK

¡Ahora sólo falta disfrutarlo!

Un saludo.

Kiko dijo...

Muchas gracias, Eclipse. Bajando...

JL Ambrosio dijo...

Si alguien se hace alguna vez con el libro "Lost in Music" de Giles Smith, donde cuenta todo lo que la música supuso para él en su adolescencia, que se lea el artículo dedicado a "The Dark Side..".
Viene a hablar de cómo un día un amigo suyo que era más enterado que los demás (pasaba los veranos viajando por Europa en tren, cosa que a los demás les parecía el no-va-mÁS) apareció en clase con el vinilo, que acababa de salir hacía pocos días, y que se fueron a su casa a escucharlo.
Smith cuenta como aquello era una ocasión de máxima solemnidad, cinco tíos en completo silencio en el dormitorio del colega, con las persianas bajadas y la tenue luz de una lamparita, escuchando el disco desde el primer surco de la cara A al último de la cara B...y de como, nada más concluir el disco, uno de la peña, que llevaba casi media hora aguantandose, soltó un tremendo pedo que hizo que todos se descojonaran, relajando el ambiente.
Smith cuenta que no ha vuelto a oir aquel disco desde ese día, y que el "comentario" del aerofágico colega resumía lo que él pensaba de aquello. Una opinión como cualquier otra, claro.

Eclipse dijo...

Jl Ambrosio,

jeje, la verdad es que es para hacer un monumento al tío que se aguanta las ganas de rajarse para no estropear la escucha del disco. Que sepas que voy a buscar ese libro para leerlo detenidamente, pues es una anécdota curiosa y divertida que vale la pena tener encuadernada, aunque lo que el autor opina sobre el disco no lo comparta en absoluto :)

Un saludo, y nos vemos en la cara oculta de la luna!

Elena dijo...

pues descarté ir a este concierto por cuestioens de presupuesto (estaba en paro) pero una semana antes de celebrarse estuve escuchando The Wall (magnífico) y me arrepentí mucho.

Me alegro qeu lo disfrutaras

Anónimo dijo...

Reconozco que no me importa ni un ápiz toda esta música que tanto decís que "os libera", cuando pienso que más bien os maniata, os limita y asimismo os cuadricula en un único sentido: cualquier acción, cualquier sueño, a partir de una canción o melodía mitificada. ¿Qué pasa? Es que no se puede orinar sin escuchar shine on? acaso no es posible cobrar a un cliente sin el "money" de fondo? Y es traumático fornicar a oscuras sin escuchar com banda sonora del coito "the dark side of the moon"?

Lo que más me rebienta es que me he enganchado a vuestro blog, y en especial a tí eclipse, que tanto me criticas sin apenas conocerme. Tengo la necesidad de leerte a diario. Por favor, contéstame aunque sea insultándome....

Eclipse dijo...

En cierto modo le encuentro la gracia a tus comentarios ahora que sé tu tan preciada identidad. Eres mi amigo, pero eres un maldito troll, jeje.

Un saludo!

Elena,

La proxima vez que te pase algo semejante pide un crédito! En serio, lo malo de los conciertos es, en su mayoría, el precio a pagar, pero es lo que hay...

Salut!

Mademoiselle Fox dijo...

Ah, ya sabía que eras Pidol, pero me gusta tu blog, lo envidio, la verdad. Que seas quien eres no quita que me guste leer lo que escribes